LA HUMILDAD SE ACABA CUANDO SE PRESUME

LA HUMILDAD SE ACABA CUANDO SE PRESUME