Nunca le cortes las alas a un niño con tus absurdas reglas de adulto

Nunca le cortes las alas a un niño con tus absurdas reglas de adulto