Ser un caballero no implica ser flaco, alto, musculoso o tener dinero, solo implica hacer feliz a su princesa.

Ser un caballero no implica ser flaco, alto, musculoso o tener dinero, solo implica hacer feliz a su princesa.