La decepcion no mata, enseña

La decepcion no mata, enseña