Que no se pierda la hermosa costumbre de mandar al carajo a quién no te trata de como te mereces

Que no se pierda la hermosa costumbre de mandar al carajo a quién no te trata de como te mereces