No te rindas nunca, recuerda que muchas veces la última llave, es la que abre la puerta.

No te rindas nunca, recuerda que muchas veces la última llave, es la que abre la puerta.