Las mujeres podemos parecer frágiles, pero no somos estupidas

Las mujeres podemos parecer frágiles, pero no somos estupidas