La distancia impide un beso, un abrazo, pero jamás impedirá un sentimiento.

La distancia impide un beso, un abrazo, pero jamás impedirá un sentimiento.