las espinas que te hacen sangrar también son las que te enseñan donde no volver a pisar

las espinas que te hacen sangrar también son las que te enseñan donde no volver a pisar